Ahorrar

Guardar una parte de los ingresos para administrar necesidades futuras.

 

Protegerse

A través de un capital de respaldo amparar los riesgos que impidan lograr las metas financieras personales y familiares.

 

Invertir

Emplear una cantidad de dinero en un proyecto o negocio para conseguir ganancias y lograr las metas financieras.

Jubilarse

Construir un programa de prestaciones monetarias para el futuro.